Lenguaje transgresor, “grosero”, lenguaje gráfico, risky copy…llámale cómo quieras pero, la pregunta que hoy te hacemos es:

¿Hay lugar para el lenguaje transgresor en textos digitales?

¿Dónde se traza la línea que divide lo atrevido y lo vulgar?

Nuestra duda surge de un artículo publicado por una agencia de marketing digital,  cuyo nombre en inglés ya lo dice todo: The Middle Finger Project (haciendo referencia al “insolente” acto de “hacer la peineta” o elevar el dedo medio con el propósito de ofender a alguien).

Resulta que la susodicha empresa quiere romper moldes.

Bien.

100% de acuerdo.

 

Porque, el empresario del siglo XXI ya rompe moldes.

Lo que ocurre es que, el lenguaje que tiene disponible no siempre es el más adecuado.

A menudo nos encontramos con clientes que han desarrollado productos de lo más innovador pero que se encuentran totalmente atrapados en un lenguaje corporativo de lo más “carca”, que para nada refleja adecuadamente sus intenciones.

Os estamos hablando, por ejemplo, de fabricantes de bicicletas eléctricas y sistemas de bicicletas compartidas gestionados por plataformas tecnológicas. Es decir, de lo más “hípster”.

Sin embargo, el tono de voz que este equipo en concreto estaba utilizando, no reflejaba adecuadamente el proyecto juvenil, innovador y sostenible que tenían en manos.

Textos como:

“X realiza proyectos integrales, adaptados a los requerimientos del cliente; para adaptarlo a sus especificaciones y funcionalidades.

Textos generalistas que ni educan, ni interesan ni motivan.

Textos que hablan “del cliente” como un ente distante y desconocido, en lugar de establecer un tú a tú directo y personal con él/ella.

Textos que se han repetido tantas veces que apenas ya tienen ningún significado.

Sin personalidad.

Textos que no venden.

Por eso, estamos totalmente de acuerdo que, para romper moldes empresariales, hay que darle un empujoncito al  lenguaje.

Para que el nuevo empresario del siglo XXI encuentre su voz.

Una voz mucho más alborotadora, transgresora, y divertida.

Una voz que atraiga al cliente.

Pero, ¿hasta dónde llegamos?

 

¿Hay cabida para el lenguaje transgresor en textos digitales de hoy?

La mayoría de copywriters te dirán que no.

Que el lenguaje grosero mata el texto.

Pero otros, como el proyecto The Middle Finger, del que os estaba hablando, insisten en que hay que rechazar clichés y apostar por la originalidad, la felicidad, y escribir textos “people give a shit about” (textos que no resbalen al cliente, por no traducirlo demasiado gráficamente)”.

La realidad también demuestra que, el lenguaje transgresor en textos digitales, funciona.

El lenguaje transgresor genera ventas.

Fíjate en este caso:

 

cómo escribir textos online

(Ropa que te encantará, y se ajusta perfectamente a tu figura y estilo)

Y, su segunda versión (mucho más transgresora):

cómo escribir textos online

(¿Trasero grande? ¿Cintura ancha? ¿Pechos poco atractivos?
Encuentra ropa en la que estarás estupenda: tal como eres.)

¿Te resulta un texto demasiado directo? ¿Atrevido? ¿Grosero?

Pues te diremos que,

la versión transgresora de la página web consiguE:

14.3% de clientes que la más “modosita”.

Tal atrevimiento viene de los genios de Copyblogger, y es parte de un proyecto al que llaman “Risky Copy”, o “Textos Arriesgados”.

Lo que hicieron fue hablar con mujeres de tallas grandes para conocer los problemas a los que se enfrentan, y descubrieron que, a estas mujeres, no les avergonzaba utilizar un vocabulario atrevido al hablar sobre sus cuerpos.

Y dedujeron que, si “nuestra audiencia habla sobre si mismas de esta manera, ¿qué riesgo podemos correr hablándoles a ellas con el mismo tono?”.

Y les funcionó.

El lenguaje transgresor en textos digitales, funciona.

Porque rompe moldes.

El problema es que son poquitos los que se arriesgan.

Los hábitos están muy arraigados, lo cual es normal y puede ser bueno.

Pero estamos en una era totalmente distinta.

Y, esta era, exige ser arriesgado sintáctica, y semánticamente.

Hay que explorar fronteras para que el lector se siente más atraído al texto.

Sobre todo, si el tema con el que tratamos es “empalagoso”.

Porque se ha demostrado que, cuanto más aburridos sean tus productos o servicios, más sexy va a tener que ser tu texto, y más personalidad le vas a tener que echar.

Sí, aunque hables de gestión dental o de contabilidad.

¡O de botellas de agua!

Como en un estudio realizado en 2005.

Los investigadores en este caso, asociaban cinco de las seis marcas de agua embotellada presentadas a los participantes, a una característica humana positiva como la sinceridad, la eficacia, la felicidad, la sagacidad, y la resistencia.

¿Cuál de las 6 vendió menos?

Pues la marca sin personalidad.

De hecho, el consumidor mostró una tendencia muy clara a comprar las otras cinco marcas, y tres veces más propenso a recordar sus nombres que el de la marca neutral.

Y es que no falla.

La personalidad vende.

 

No hay temas sosos, sólo escritores insípidos

Te lo demostramos.

No, de hecho, Pratik Dholakiya, estrategista digital, nos lo demuestra.

Patrick escoge un tema poco motivador: tazas de café.

Si no eres un coleccionista de tazas de café, normalmente, ni te vienen ni te van, ¿no?

Es decir, que no es un tema que despierte pasiones.

Patrick propone que nos tomemos unos minutos para pensar en tantas preguntas como se nos ocurran que puedan revelar ángulos interesantes a tratar sobre el tema  …

  • ¿Quién inventó la primera taza de café y de dónde salió su inspiración?
  • ¿Por qué la gente está convencida que el café se tiene que beber en una taza y no en un vaso cualquiera?
  • ¿Cuándo aumentan las ventas de tazas de café y qué nos dice ese aumento sobre nuestro mercado?
  • ¿Dónde se fabrican las tazas de café, y por qué no en otro lugar?
  • ¿Por qué nos atraen las tazas de café novedosas con frases como “El mejor papá del mundo”?
  • ¿Cómo se exporta una taza de café de la China a nuestro país y aún se obtiene un beneficio?

¿Te fijas en lo que ha hecho?

Tampoco ha hecho nada del otro mundo, ¡pero es que no hace falta!

Simplemente Pratik ha empezado por las preguntas fundamentales: “quién”, “qué”, “cuándo”, “dónde”, y “cómo”, y las acaba retocando en base a lo que le resultaría interesante a él.

Nosotros hubiésemos sumado otras preguntas como:

  • ¿Sabemos quién bebió por primera vez en una taza de café?
  • ¿De qué materiales se fabrican y por qué?
  • ¿Cuál es la taza más cara del mundo y de quién es?

¡Seguro que sacábamos una buena historia de esas preguntas!

Pero, sigamos con el mini experimento de Pratik.

Encuentra las preguntas que tu público se está haciendo antes de escribir tus textos digitales

El muy listo de Pratik, propone ahora que nos metamos en webs como Quora para descubrir qué tipo de preguntas se está haciendo la gente sobre las santas tazas de café. Y esto es lo que encuentra:

  • ¿Cómo cocinar u hornear tazas de café comestibles?
  • ¿Son las tazas reutilizables mejores para el medio ambiente?
  • ¿Dónde se pueden encontrar tazas con forma de cabeza de tropas de asalto de la Guerra de las Galaxias?
  • ¿Cuál es la mejor taza de café reutilizable en el mercado? ¿Por qué?
  • Ejemplos de tazas de café icónicas usadas en la televisión y el cine.

Pratik entonces se nos dirige a Yahoo! siguiendo con su misión de encontrar más preguntas que le preocupen a la gente como:

  • ¿Hasta qué velocidad podemos acelerar sin derramar una taza de café?
  • ¿Cómo se puede reparar una taza de café de acero inoxidable?
  • ¿Qué puedo escribir en mi taza de café que sea divertido?
  • ¿Cómo se arregla una grieta en una taza de café?

Sí, parecen temas de lo más mundano pero, ten en cuenta que es el ciudadano de a pie el que quiere encontrar la solución a estas preguntas.

Es decir, ¿si ellos pierden su tiempo buscando este tipo de respuestas, por qué no proporcionárselas en nuestro propio blog?

Porque lo que tenemos que recordar, como conclusión al experimento de Pratik es que:

El contenido útil raramente es aburrido (aunque, objetivamente, a nosotros nos lo parezca).

 

¿Conclusión?

Personalidad.

Aunque hables de tazas de café.

¿Que quieras llevar la personalidad al punto de la transgresión?

¿Por qué no?

 

¿Y si el cliente te lo pide?

¿Y si el lector reacciona mucho mejor al lenguaje gráfico?

Porque parece ser que, eso es precisamente lo que le está ocurriendo a la agencia de la que hablábamos al principio

Cada año doblan sus ventas escribiendo textos corporativos que van de lo atrevido y lo polémico, hasta lo puramente grosero.

¿WTF?

¿Te sorprende?

A nosotros no.

Y es que, el foco de todo texto digital no es otro más que el lector.

El cliente potencial.

Y si ese cliente pide buena redacción que transgreda, hay que dársela.

El cliente de hoy necesita textos digitales de hoy, y no una reliquia ilegible de siglos pasados.

¿Hay que trazar una línea?

Evidentemente.

Hay temas que no se tocan: la política y la religión. Porque un texto corporativo normalmente no tiene por qué adentrarse en esos ámbitos.

No se mencionan personas, no se ofende a nadie.

No se mencionan grupos, no se ofende NUNCA a nadie.

Pero si tu cliente quiere oír su lenguaje, su lenguaje hay que darle.

Si tu cliente quiere ver un lenguaje transgresor en textos digitales, se lo damos.

Si tenemos que echarle un poco de #$@&%*!, se lo echamos. Porque para conectar con él o ella, tenemos que hablar su lenguaje.

Para eso, te recomendamos nuestro ebook “píldora” (por ir directo al grano, y sin pretensiones), “Alcanza el Nirvana de tu Copywriting: el Cliente”.

Por fuera, es así:

Alcanza el nirvana de tu copywriting_el cliente

Y, por dentro, incluye 80 páginas donde descubrirás:

  • Por qué debes hacer todo lo posible por Conocer a Fondo a tu cliente,
  • Cómo crear Retratos Robots (o Personas),
  • Qué es la Cosmovisión de tu cliente y por qué es fundamental que la conozcas,
  • Cómo establecer una Conexión Emocional con tu cliente potencial,
  • Cómo hablar en el “idioma” y en el Tono de Voz de tu cliente,
  • Qué herramientas puedes utilizar para conocer a tu cliente potencial y existente mucho más a fondo.

¿Qué cuánto te va a costar aprender a hablar a la perfección el lenguaje de tu cliente?

El precio de un café hípsters de esos que están ahora de moda.

Sólo 5.99 €.

¿Merece la pena?

Ya ves.

El “Nirvana de tu Copywriting” no tiene precio.

Y tú, lo puedes conseguir aquí.

¿Qué piensas sobre el tema? ¿Hay cabida para el lenguaje transgresor en textos digitales?

!Un abrazo!

LEAVE A REPLY