¡Qué emocionante es ponerse a redactar contenido y descubrir que, escribir textos digitales, tampoco se nos da mal del todo! ¡Que somos capaces de traducir ese poquito de creatividad que intuíamos tener en contenido más o menos interesante para nuestros lectores!

Pronto, escribir en nuestro blog se convierte en una de las partes más terapéuticas de nuestro trabajo.

Y, sin pensarlo, escribimos, publicamos, y disfrutamos de esta oportunidad de contarle al mundo lo mucho que sabemos sobre un tema o el otro.

Y eso, está genial.

Pero es problemático.

Porque, el marketing de contenido eficaz que nos conduce hacia nuestros objetivos empresariales es estratégico y no viene impulsado únicamente por nuestras emociones o ganas de escribir.

¿Se puede encontrar un equilibrio?

¿Existe alguna manera de producir campañas de marketing de contenido impulsadas por nuestras emociones, pero a la vez estratégicas?

Existe.

Te muestro a continuación un método que te ayudará a fusionar las partes más “divertidas” de la creación y comercialización de contenido con un plan estratégico y un seguimiento de los resultados.

 

El marketing de contenido inteligente está orientado a tus objetivos

Tener una (o varias) metas es lo que diferencia el marketing de contenido estratégico y orientado hacia los resultados, de la publicación accidental al azar.

El marketing de contenido sin objetivos se basa en las conjeturas y, por lo tanto, es difícil ver si tu contenido está produciendo algún tipo de valor para tu negocio.

Los indicadores de rendimiento clave (KPIs del inglés Key Performance Indicators) transforman ese juego de adivinanzas en un plan estratégico.

Las metas y los KPIs te ayudan a ver hacia dónde vas, cómo vas a llegar allí, y si has tomado el camino correcto hacia la línea de meta.

Al comienzo de una campaña, tus KPIs te ayudan a crear un plan y decidir:

  • Qué tipo de contenido vas a crear
  • Cuánto contenido vas a crear
  • Cómo promover el contenido
  • Dónde promover el contenido
  • ¿Cuánto tiempo debes esperar para medir los resultados?

Al final de una campaña, te ayudan a reflexionar sobre tu trabajo y:

  • A medir tu éxito en números concretos
  • Determinar el Retorno de tu Inversión (ROI)
  • Identificar lo que funciona y lo que no funciona
  • Planificar campañas futuras

Los objetivos y los KPIS funcionan como aquellos sujetalibros que ponemos en las estanterías para sostener nuestros libros: en cierta manera sostienen una campaña de gran alcance al dirigir tu estrategia de contenido al principio y medir la tasa de eficacia al final.

 

Establece los objetivos de tus campañas de marketing de contenidos

Cuando inicies una campaña de marketing de contenido, concentra tus esfuerzos en uno o dos objetivos principales (incluso si crees que tu campaña también puede producir resultados para otro tipo de objetivos).

Tus objetivos principales pueden ser:

  • Aumentar el tráfico de tu web o landing,
  • Obtener más clientes potenciales,
  • Aumentar los seguidores de tu lista de correo electrónico,
  • Mejorar los rankings en los motores de búsqueda,
  • Construir tu presencia en los medios sociales,
  • Demostrar autoridad en tu nicho,
  • Involucrar y entretener a tu audiencia,
  • Educar a tu audiencia sobre productos o servicios,
  • Aumentar el conocimiento de tu marca, etc.

Una vez que decidas tus metas principales, emparéjalas con KPI “medibles” que te permitan ver los resultados de tu trabajo.

La lista siguiente incluye toda una serie de KPIS, que te ayudarán a medir los resultados de una campaña de marketing de contenido. No tienes más que seleccionar aquellos indicadores que mejor coincidan con los objetivos de tu campaña.

 

Conversión

La conversión indica cuántos usuarios realizaron la acción que querías que hicieran en tu web o landing.

Por ejemplo, si ofreces un ebook gratuito cuando alguien se registra en tu web, el número de usuarios que se inscribieron en su lista de correo electrónico para descargar el ebook, te ayuda a calcular tu tasa de conversión.

Medir la conversión te resultará útil si los objetivos de tu campaña de marketing de contenidos son o bien conseguir más leads, o hacer crecer tu lista de correo electrónico, o educar a tu audiencia sobre tus productos y servicios.

Puedes establecer objetivos en Google Analytics o utilizar tu herramienta de análisis preferida.

 

Suscriptores de tu lista de email

Es importante prestar atención a este KPI cuando tu objetivo es hacer crecer tu lista y obtener más clientes potenciales.

Podrás medir y hacer el seguimiento de tus nuevos suscriptores a través de tu plataforma de gestión de correo comercial, como Mailchimp, Infusionsoft o ConvertKit.

 

Número de leads

El número de leads es la cantidad de veces que tus clientes potenciales se han puesto en contacto contigo. Esto puede incluir usuarios que se unen a tu lista o que usan tu formulario de contacto.

Mide esta métrica cuando tus objetivos son conseguir más leads y educar a tu audiencia sobre tus productos y servicios.

Podrás medir y hacer el seguimiento de tus leads utilizando plataforma de ventas y marketing digital, plataformas de gestión de email o el propio Google Analytics.

 

Número de nuevos clientes y ventas

El número de nuevos clientes y ventas es el número total de nuevas transacciones comerciales que tuvieron lugar.

Este es un KPI muy importante para la rentabilidad de tu negocio.

Puedes controlar la tasa de crecimiento de clientes en la base de datos donde gestionas tus transacciones.

 

Rankings en las páginas de resultados de Google (SERPs)

Las SERP muestran la posición de tu web en búsquedas orgánicas.

Esta es una métrica importante para las palabras clave principales de tu sitio y un indicador fundamental si tus objetivos son mejorar el ranking en los motores de búsquedar y aumentar el tráfico.

Utiliza la consola de búsqueda de Google para encontrar las palabras clave por las que Google posiciona tu web y el ranking que éstas ocupan en los rankings.

 

Tráfico orgánico

El tráfico orgánico es la cantidad de tráfico enviado a una web a partir de la búsqueda orgánica.

Te interesa medir el tráfico orgánico cuando los objetivos de tu campaña de marketing de contenidos sean mejorar tu posicionamiento en los motores de búsqueda, aumentar el tráfico y aumentar el conocimiento de la marca.

Y, puedes medir y seguir el tráfico orgánico fácilmente en Google Analytics.

 

Tráfico de referencia

El tráfico de referencia es la cantidad de tráfico enviado a una web desde otras. Los usuarios se envían a tu página al hacer clic en uno de los enlaces en la página de referencia.

Te interesa utilizar este KPI cuando tus objetivos son aumentar el tráfico y aumentar el conocimiento de tu marca. Y, puedes medir y seguir el tráfico orgánico fácilmente en Google Analytics.

 

Menciones de prensa

Las menciones de prensa son el número de veces que otros editores, blogueros, etc. mencionan tu negocio o tu marca. Te ayudan a aumentar tu alcance y visibilidad porque ellos o ellas te exponen a sus audiencias.

Te interesa utilizar este KPI cuando tus objetivos son demostrar autoridad en tu sector y aumentar el conocimiento de tu marca.

Puedes probar de establecer una Alerta de Google para webs que mencionen tu empresa. También puedes usar la Consola de Búsqueda de Google o BuzzSumo para encontrar las webs que enlazan con la tuya.

 

Acciones sociales

Las acciones sociales representan el número de veces que una de tus piezas de contenido se ha compartido en las redes sociales.

Te interesa medir este KPI cuando tus objetivos son aumentar el conocimiento de tu marca, aumentar el tráfico y desarrollar tu presencia en las redes sociales.

Puedes usar un plugin o Contador de acciones sociales para ver el número de veces que una dirección de URL concreta se ha compartido.

 

Páginas vistas

Las páginas vistas son el número de páginas de una web que se ven durante un período de tiempo medido. Este número indica si hay un aumento o una disminución en el uso de la web.

Te interesa utilizar este KPI cuando los objetivos son aumentar el tráfico, mejorar el posicionamiento en los rankings y aumentar el conocimiento de la marca.

Puedes medir las páginas vistas fácilmente en Google Analytics.

 

Visitas únicas

Las visitas únicas son el número de usuarios que visitan una web durante un período de tiempo medido. La métrica cuenta a un usuario como “uno”, incluso si visitan la web varias veces.

Utiliza este KPI cuando los objetivos sean aumentar el tráfico y aumentar el conocimiento de la marca.

Puedes medir las visitas únicas fácilmente en Google Analytics.

 

Porcentaje de rebote

La tasa de rebote es el porcentaje de usuarios que abandonan una web poco después de acceder a ésta. Cuando una tasa de rebote es alta, indica que los usuarios no están encontrando lo que quieren o no se comprometen con el contenido que allí encuentran.

Deberás medir tu porcentaje de rebote si tu meta es educar a tu público sobre tus productos o servicios, demostrar autoridad en tu nicho, y aumentar el conocimiento de tu marca.

Puedes medir las páginas vistas fácilmente en Google Analytics.

 

Enlaces entrantes (Inbound links)

Los enlaces entrantes son el número de veces que otros sitios web enlazan con tu web.

Si bien el número total de enlaces entrantes es importante, también debes tener en cuenta la autoridad del sitio que enlaza contigo. Evidentemente, los enlaces que provienen de un sitio con un nivel de autoridad importante son mucho más valiosos que los enlaces provenientes de webs mucho menos conocidas.

Utiliza este KPI en tus campañas de marketing de contenidos cuando los objetivos sean aumentar el tráfico, mejorar tu ranking en Google, y demostrar autoridad en tu nicho.

Puedes utilizar la Consola de Búsqueda de Google, BuzzSumo o el explorador Moz para ver el perfil de backlinks de tu web.

 

Tráfico social

El tráfico social es la cantidad de tráfico que se envía a una web desde las diversas redes sociales. A los usuarios se les envían a una web después de hacer clic en un enlace en plataformas como Facebook, Twitter, LinkedIn, Pinterest, etc.

Te interesa medir este indicador cuando el objetivo de tu campaña de marketing de contenidos sea aumentar tu presencia en las redes sociales, aumentar el tráfico hacia tu web y aumentar el conocimiento de la marca.

Puedes medir el tráfico social fácilmente en Google Analytics.

 

Número de seguidores de redes sociales

El número de seguidores de redes sociales es el número de usuarios que siguen a una empresa en las redes sociales en las que publica actualizaciones.

Te interesa hacer un seguimiento de esta métrica para ver si tu contenido es atractivo, si estás conquistando nuevas audiencias y desarrollando tu autoridad.

Podrás medir esta métrica en cada plataforma social que utilices.

 

¿Durante cuánto tiempo debse seguir y medir los KPIs de tus campañas de marketing de contenidos?

Dependerá del tipo de campaña.

  • Para campañas a largo plazo como el crecimiento de los suscriptores de tu lista de email, te interesa medir tus KPIs siempre que utilices marketing de contenidos como método de promoción de tu negocio. Puedes establecer puntos de referencia para medir y revisar estos objetivos semanalmente o mensualmente.
  • Para campañas de contenido múltiple como una serie de publicaciones de blog, puedes medir los KPI unos días después publicar cada pieza de contenido. Después, revisa los KPIs una vez por semana durante unas semanas tras finalizar la campaña.
  • Para una campaña única como una entrada de un invitado a tu blog, primero mide los KPIs una semana después de publicar el contenido. A continuación, revisa periódicamente las métricas durante los próximos dos o tres meses.

 

Te toca a ti.

¿Que tu problema no es tanto el medir como el redactar el contenido con consistencia y de manera atractiva?

Y, ¿para qué está Zen Digital?

Ponte en contacto.

Consigue contenido inteligente, eficaz y arrebatador. Es posible.

LEAVE A REPLY