Me imagino que desde que he empezado a hablar de Mindful Copy, muchos habréis salido corriendo directos hacia la salida de emergencia 🙂

¡Esta se nos ha vuelto esotérica! estaréis pensando.

Además, ¿incorporar Mindfulness a un negocio digital?  

Los negocios son los negocios, ¿cómo vas a mezclar las dos cosas?

Entiendo vuestro escepticismo.

Pero, me gustaría ofreceros una nueva perspectiva.

Porque, para mí, trabajar bajo el marco del mindfulness, ha representado un cambio muy importante en mis niveles de productividad, en mis niveles de creatividad, y sobre todo, en la relación con mis clientes.

Y si no quieres creerme, cree a Google.

El omnipotente de la búsqueda digital incluso tiene un “jefe de formación en Mindfulness”.

Su nombre es Chade-Meng Tan y está convencido de que en la actualidad estamos descubriendo la importancia del fitness emocional, paralelo al descubrimiento de la importancia del fitness físico del siglo pasado.

 

Mindful Copy

Imagen: http://www.hey.ntu.edu.sg/NovDec-2011/people_letstalk_2.html

Además, Tan opina que la evidencia científica de los beneficios de la práctica budista de la atención plena está jugando un papel decisivo a la hora de catapultarlo al corazón del mundo de los negocios.

Nadie cuestiona al líder de una empresa que afirma que sus empleados deben hacer ejercicio”, dice Tan.

“Lo mismo le está sucediendo a la meditación y a la atención ahora que se están demostrando científicamente sus capacidades.
Estas han dejado de mitificarse.
La meditación ayuda a reducir los niveles de cortisona, una hormona relacionada con el estrés.
Cuando los niveles de cortisona descienden, la menta se calma y adquiere la estabilidad necesaria para poder enfocar.
El Mindfulness se va a convertir en la gimnasia mental del mundo empresarial.”

 

Así puede ayudarte Mindfulness a establecer una conexión más profunda con tu cliente interno 

Miles de empleados de Google han pasado por el programa “Search Inside Yourself” (Busca en tu interior), el más popular de los programas de formación Mindfulness de la empresa, y aunque aún no se han documentado los efectos a largo de este programa, según Tan la evidencia anecdótica apunta hacia el éxito del programa.

Según él, se puede crear un cambio medible en 100 minutos.

 

Search INside Yourself

Image: http://www.searchinsideyourself.com.au/

 

Tan afirma que Mindfulness inmediatamente abre la puerta a la bondad, y que, aunque nos sorprenda, esta se encuentra en el corazón del éxito de un negocio.

El jefe que trata a sus empleados (sus clientes internos) con bondad provoca una reacción.

Los empleados tratan bien a los clientes y quieren ayudarle a tener éxito.

Los clientes (externos) están dispuestos a invertir más dinero.

Todo el mundo gana.

“Este proceso es bueno para el alma y para nuestras carreras profesionales”.

Sin embargo, si esta meta es tan obvia como Tan afirma, ¿por qué es tan difícil para las empresas practicar el altruismo?

¿Por qué vemos tantas desigualdades?

¿Tantas injusticias?

¿Tanta avaricia?

Según el director de Mindfulness de Google, uno de los culpables es la fijación que tenemos con alcanzar metas rápidas a plazo corto que lleva al empresario a intentar conseguir ganancias a cualquier precio, incluso cuando la consecuencia clara es una pérdida de talento y de productividad.

Otra razón, según Tan, es que a menudo el empleado cae en la trampa psicológica de participar en comportamientos destructivos de manera inconsciente.

“Si tus fundamentos no se asientan en los principios de paz, alegría y bondad, es muy difícil hacer lo correcto, día a día. Si alguien dice algo negativo, el primer pensamiento que pasa por tu cabeza es ‘ese tipo es un idiota’ y quieres hacer lo posible por derrotarle. Se necesita una cierta práctica para poder decir, ‘espera un minuto, solo está haciendo su trabajo. En el fondo es una buena persona y tengo que intentar trabajar con él comprendiendo por qué está haciendo eso, y luego ayudarle a tener éxito’ “.

El director de Mindfulness de Google dice que debemos luchar contra el instinto que nos lleva a hacer algo destructivo e intentar eliminar la mentalidad win-win que prevalece hoy en día en el mundo empresarial.

“Se trata de encontrar una manera de ayudar a la gente a reducir el miedo y a aumentar el poder. Debemos visualizar nuestra vida no como un sacrificio, sino como un camino y cada paso que damos por este camino nos hace sentirnos felices.”  

 

 

Así puede ayudarte Mindfulness a establecer una conexión más profunda con tu cliente externo

¿Recuerdas cuando United Airlines arrastró a un cliente por el pasillo porque se negaba a evacuar el avión al haber cometido la aerolínea un grave error de overbooking, ¡que le costó al hombre una concusión y una nariz rota!?

 

 

Este tipo de actitud considera al cliente como una estadística y un objeto desechable y deshumaniza a la persona que, en realidad, es uno de los protagonistas más importantes en el acto de la transacción.

El empresario y copywriter “mindful” reniega de este tipo de mindset y se opone a su práctica.

Sintiéndose agradecido por el regalo de la elección, y de una futura relación beneficiosa para ambas partes, el redactor “mindful” visualiza su relación con el cliente y, por ende, con los clientes de su cliente según “la trinidad” de Mindful Copy: el Respeto, la Intención, y la Alegría (RIA).

Tal vez esta historia te sirva como ejemplo práctico.

Cuenta la empresaria texana Kelly Kinkel, también auto-proclamada “mom-on-a-budget” (mami de presupuesto ajustado), que esperaba ansiosa el abrigo que había comprado en la popular tienda online Zulily.

El cartero llamó por fin a su puerta un frío martes de invierno.

Pero cuál fue su decepción cuando al verlo a través del envoltorio de plástico, se dio cuenta de que el material del abrigo iba a atraer demasiado el pelo de su perro.

¡Aggg! ¡Qué rabia! Voy a tener que devolverlo, y con el servicio de atención al cliente que corre hoy en día o me va a tocar pagar la devolución, o me lo voy a tener que quedar y no ponérmelo nunca. ¡Vaya manera de tirar el dinero!

Todo esto le iba pasando por la cabeza mientras marcaba el teléfono para hablar con el representante de Zulily. Se esperaba lo peor.

“Buenos días, servicio de devoluciones de Zulily, le habla Patrick, “¿cómo puedo ayudarle?”, dijo una voz en un tono sumamente agradable.

Kelly explicó lo sucedido.

Esta fue la respuesta de Patrick:

Sentimos muchísimo que el abrigo no sea lo que esperabas. Estaremos encantados de devolverte el importe íntegro de la prenda, y, por favor, te pedimos que se la regales a alguien que lo necesite.”

“¿Perdona?”, dijo Kelly sin dar crédito a lo que oía. “¿Que se la regale a una persona necesitada? ¿No la esperáis de vuelta?”

“No”, respondió Patrick. “Sabemos que a nuestros clientes les hace felices tener la oportunidad de ayudar y hacer feliz a alguien. Y a nosotros también.”

Al colgar el teléfono, a Kelly le rodó una lágrima de emoción por la mejilla.

Se fue directa a Facebook. Esto es lo que escribió:

Screen Shot 2016-01-13 at 10.39.22 AM

Espero que este se convierta en un post viral, porque acabo de colgar el teléfono tras una de las mejores experiencias de atención al cliente de mi vida. Compré un abrigo en Zulily hace unas semanas. Cuando recibí mi pedido, pude ver a través del envoltorio de plástico que el material del abrigo me iba a dar problemas. El pelo grueso de ciertas razas de perro y algunos materiales no son compatibles con este. Llamé al servicio de atención al cliente y le pregunté cómo devolver un abrigo que estaba aún en el envoltorio y obtener un reembolso. Hablé con un dulce joven llamado Patrick, quien me dijo que me iban a devolver mi dinero inmediatamente. Le pregunté de nuevo qué debía hacer para enviarles el abrigo, y me dijo: “Por favor, no nos lo envíes. Si conoces a alguien que necesita un abrigo de invierno, o si tú prefieres donarlo a una organización benéfica, nos harías muy feliz.” Pensé que estaba bromeando. Tardé un momento hasta darme cuenta de que Patrick estaba hablando muy en serio. No pude contener las lágrimas. No conozco ninguna otra empresa que haga lo mismo, ¿y tú? Siempre había pensado que Zulily era increíble, pero a partir de hoy tienen una clienta de por vida. El mundo necesita más amor de este estilo. Negocios honestos. Ética honesta. ¡Qué refrescante! 

Este es el tipo de actitud a la que me refiero.

Sin embargo, para conseguir este tipo de interacción con nuestros clientes, no basta con aplicar los principios básicos que se predican en muchos de los artículos digitales sobre atención al cliente y coaching que se encuentran en internet.

Todo lo que proponen estos artículos, es cierto: como empresarios y comunicadores, tenemos que:

  • Sonreír al cliente,
  • Dirigirnos a él o a ella por su nombre y
  • Tenemos que escucharle activamente.

Pero todo eso se tendría que dar por asumido.

Para llegar a ese tipo de conexión en nuestros textos y en nuestros servicios, es imprescindible que hagamos un verdadero esfuerzo para conocer a nuestro cliente (la persona con la que vamos a estar “conviviendo” durante mucho tiempo), y sobre todo es imprescindible que hagamos un esfuerzo para encontrar un espacio común donde dialogar.

Los tres principios fundamentales de la metodología “Mindful Copy” sientan las bases para que las dos partes que participan en la conversación lo hagan desde un espacio de respeto, con una verdadera intención de diálogo, y celebrando la alegría que representa viajar juntos.

¿Cómo?, te estarás preguntando. ¿Cómo se consigue tal estado comunicativo?

 

TE LO CUENTO EN MINDFUL COPY© EL CURSO.

A LA VENTA EL 11 DE JULIO.

Hasta entonces, puedes informarte acerca de esta filosofía de trabajo,
única en el mundo, aquí:

Mindful copy

Al suscribirte hoy a Mindful Copy,
conseguirás “Los Tres Rituales del Empresario y Copywriter Mindful” en formato audio,
y tendrás acceso a mi oferta de lanzamiento el 11 de julio.

 

Mindfulness aplicado a la comunicación persuasiva nos ayuda a entrenar nuestras mentes para:

  • Obtener un mayor enfoque
  • Ver con claridad,
  • Ser más creativos y
  • Sentirnos conectados hacia los protagonistas del entorno profesional en el que nos movemos
  • Desarrollar mayor compasión y respeto hacia nosotros mismos y hacia todos los que nos rodean (nuestros colegas, clientes, etc.)
  • Escuchar atentamente, manteniendo nuestra mente centrada en la otra persona
  • Actuar y escribir sin juzgar: aprendemos que siempre hay dos lados de una historia y no hay formas de actuar correctas o incorrectas
  • Mostrar comprensión, entendimiento y empatia
  • Actuar y comunicarnos con intención
  • No tomar las críticas y las decepciones personalmente
  • No dañar a las personas con las que trabajamos y/o colaboramos. El budismo cree que cada palabra dañina que sale de nuestra boca es un arma de doble filo. Al final, nos hará tanto daño a nosotros como a los demás.

Por todos estos motivos, y muchos más, he creado Mindful Copy.

TE ESPERO AQUÍ.

Porque aún estamos a tiempo de ponerle un poco de corazón e intención a la comunicación. Aunque esta sea persuasiva.

 

LEAVE A REPLY